SEZIONI NOTIZIE

El incógnito futuro del fútbol.

de MAROGAR .
Ver lecturas

“La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer”. (Joseph Joubert).

            Escribió Juan Lagardera, en 2 de mayo de 2020, https://www.levante-emv.com/opinion/2020/05/02/incognito-futuro-futbol/2007338.html: “El fútbol es realmente sorprendente. Es de todos los mundos afectados por la pandemia del coronavirus el que de modo más descohesionado y anárquico se está comportando. Tal vez ahí radique su éxito, en que se comporta de una manera natural, mostrando abiertamente sus intereses competitivos, semejante al verdadero sentir humano. El fútbol es una auténtica parábola de nuestras sociedades, tribales por momentos, globalizadas en los últimos tiempos”. Es posible que, tal como están aconteciendo los hechos actuales, el fútbol ahora mismo está “muriendo” de éxito. Pero nadie se ocupó de encontrar vacunas que mitigasen algún mal detectado, sin embargo, la realidad nos dio un sopapo y nos puso los pies en el suelo.

            “En cambio, sin entretenimiento futbolístico para el resto de los mortales es como si los fines de semana se hubieran volatilizado como tales. Junto con la Misa cristiana formaba parte de una organización del tiempo formalista en la que todos nos hemos criado, una rutina que según los psicólogos es muy recomendable para integrarse socialmente… No será extraño, tampoco, que la sociedad postcovid-19 ya no vea con tan buenos ojos que un futbolista gane una fortuna que se antojará desproporcionada en relación a un investigador médico o un físico cuántico… El deporte, pese a todo, va a seguir atrayendo mucho a la gente, y en especial el fútbol, que interpreta de la forma más común a la sociedad contemporánea, pero el modo de verlo seguramente va a revolucionarse. Las televisiones se van a hacer cargo. Y la tecnología. Así que lo más probable es que los estadios ya no van a ser en el futuro como nos los imaginamos ahora”.

            Pero no nos podemos condicionar con el momento presente si queremos pensar en cuestiones futuras. Incluso aceptando que “el deporte, en su conjunto, va a ser una gran ciencia e industria audiovisual”. Y, por cierto, no debemos olvidar esta definición de Klopp, entrenador del Liverpool, cuando aseguró en la rueda de prensa posterior al partido que ganó 4-0 al Barcelona con la que consiguieron la clasificación para la final de “Champions League”: “Fue una mezcla del estadio, corazón y fútbol”. A este estado de situación debemos llegar cuando la pandemia se haya controlado del todo de una manera médica. De hecho, cuando le preguntaron si se hubiera conseguido el mismo resultado de haber jugado en un campo vacío, Jürgen Kloop respondió: “No. Sabemos que este equipo está hecho de atmósfera, deseo y fútbol”. 

            Y aquí subyace un aspecto que olvidamos con frecuencia al que no le damos valor tangible. Pero es que los futbolistas, por más salario que cobren y más éxito que tengan, están ávidos de reconocimiento, fundamentalmente de los suyos. Por eso, cuando ganan, no ganan solo para ellos sino para su público, ese ente entre silencioso y abrumador. Kloop lo define a su manera y después de muchas tentativas se vació en pos de los suyos. ¿Se acuerdan de aquellos momentos en que Cristiano Ronaldo reclamaba cariño a los aficionados del Santiago Bernabéu? ¿Vds., creen que la fría expresión de Messi significa que solo piensa en él dentro de un campo de juego? ¿Recordará Ronaldinho aquella imagen del Santiago Bernabéu cuando los aficionados madridistas aplaudieron en 2015 una acción futbolística que marcó época? Estas actitudes del imaginario colectivo deben formar parte de un nuevo futuro del fútbol…

            Estos días comencé a leer el libro “Nunca caminarás solo” (Gonzalo García, Pedro Servin y Martín Olivé), acerca de la revolución de Kloop en Liverpool. Y promete un nuevo horizonte:” Cuando camines a través de la tormenta mantén tu frente muy en alto y no tengas miedo a la oscuridad. Al final de la tormenta hay un cielo dorado y la dulce melodiosa canción de la alondra… Continúa caminando, continúa caminando con esperanza en tu corazón. Y de esa forma nunca caminarás solo”. (Richard Roges).

            31. agosto.2020.

Otras noticias
Sabato 24 ottobre 2020
08:46 Editorial y Opinión ¿Se necesitan futbolistas distintos? 1 de 3.
Martedì 20 ottobre 2020
00:00 Editorial y Opinión Recuerdos íntimos que generan sueños de fútbol
Venerdì 16 ottobre 2020
00:00 Editorial y Opinión Si quieres que te entiendan... ¡Escúchalos!
Lunedì 12 ottobre 2020
19:58 Editorial y Opinión Un grito del corazón
Giovedì 08 ottobre 2020
00:00 Editorial y Opinión El que ataca mucho, al final no gana.
Giovedì 01 ottobre 2020
00:00 Editorial y Opinión Apología del fútbol añejo, nos podría lleva hacia una nueva normalidad.
Domenica 27 settembre 2020
00:00 Editorial y Opinión ¡A la búsqueda de lo raro en el fútbol!
Mercoledì 23 settembre 2020
13:59 Editorial y Opinión La base de la pirámide
Domenica 20 settembre 2020
00:00 Editorial y Opinión Hacia un arbitraje del fútbol más preciso
Mercoledì 16 settembre 2020
00:00 Editorial y Opinión "Trampantojos" para un fútbol "Covid19"
Sabato 12 settembre 2020
00:00 Editorial y Opinión Mercado lento para la Liga 2020/21
Martedì 08 settembre 2020
00:00 Editorial y Opinión ¿La astrología formaría parte del nuevo corazón del fútbol?
Venerdì 04 settembre 2020
00:00 Editorial y Opinión Crisis barcelonistas y la virtud de decir las verdades.
Lunedì 31 agosto 2020
00:00 Editorial y Opinión El incógnito futuro del fútbol.
Giovedì 27 agosto 2020
00:00 Editorial y Opinión ¿Cuál era, hasta ahora, el motor del fútbol?
Domenica 23 agosto 2020
23:12 Editorial y Opinión "Champions" y "Europa League", finales y conclusiones.
Martedì 18 agosto 2020
00:00 Editorial y Opinión El corazón que ama siempre es joven, más aún en el fútbol.
Sabato 15 agosto 2020
00:00 Editorial y Opinión ¿Qué vamos a hacer el día después?
Venerdì 31 luglio 2020
00:00 Editorial y Opinión ¿Un nuevo corazón para el fútbol?
Venerdì 24 luglio 2020
10:25 Editorial y Opinión Jugando al fútbol de corazón.